Los Beneficios de la soledad

En el mundo constantemente conectado de hoy, encontrar la soledad se ha convertido en un arte perdido.

De hecho, la cultura occidental tiende a equiparar el deseo de soledad con las personas solitarias, tristes o con tendencias antisociales.

Pero buscar la soledad puede ser bastante saludable. De hecho, hay muchos beneficios físicos y psicológicos al pasar tiempo solo.

Beneficios de la soledad

La soledad te permite reiniciar tu cerebro y relajarte.

Estar constantemente “encendido” no le da a tu cerebro la oportunidad de descansar y reponerse.

Estar solo sin distracciones te da la oportunidad de despejar tu mente, concentrarte y pensar más claramente.

Es una oportunidad para revitalizar la mente y el cuerpo al mismo tiempo.

La soledad ayuda a mejorar la concentración y a aumentar la productividad.

Cuando eliminas tantas distracciones e interrupciones como puedas de tu día, puedes concentrarte mejor, lo que te ayudará a hacer más trabajo en menos tiempo.

La soledad te da la oportunidad de descubrirte a ti mismo y encontrar tu propia voz.

Cuando eres parte de un grupo, es más probable que estés de acuerdo con lo que el grupo está haciendo o pensando, que no siempre son las acciones que tomarías o las decisiones que tomarías si estuvieras por tu cuenta.

La soledad te da tiempo para pensar profundamente.

Las responsabilidades y compromisos diarios pueden hacer que su lista de tareas parezca no tener fin. Este movimiento constante impide que te involucres en un pensamiento profundo, lo que inhibe la creatividad y disminuye la productividad.

La soledad te ayuda a resolver los problemas con mayor eficacia.

Es difícil pensar en soluciones efectivas a los problemas cuando uno se distrae con la información entrante, independientemente de si esa información es electrónica o humana.

La soledad puede mejorar la calidad de tus relaciones con los demás.

Al pasar tiempo contigo mismo y lograr una mejor comprensión de quién eres y lo que deseas en la vida, es más probable que tomes mejores decisiones sobre quién quieres que te rodee.

También puedes llegar a apreciar más tus relaciones después de haber pasado algún tiempo a solas.

A pesar de conocer estos beneficios, puede ser un desafío encontrar tiempo a solas en un mundo que parece no dormir nunca.

Como  encontrar más tiempo para pasar a solas contigo mismo

Desconectar

Dedica un poco de tiempo cada día para desconectarte de todas las formas en que te conectas con los demás.

Apaga tu móvil. Apaga Internet. Apaga tu televisor.

Si usas tu computadora para crear, como escribir, entonces escribe sin todas las campanas, timbres y pitidos que vienen con la conexión a Internet.

Te sorprenderá de lo mucho que puedes hacer cuando no estás distraído.

Levántate o madruga

Despierta media hora o una hora antes que todos los demás en tu casa, y usa ese tiempo para crear, producir, resolver problemas, meditar, o lo que te haga feliz.

Esta estrategia también funciona si puedes ir a trabajar antes de que lleguen los demás y los teléfonos empiezan a sonar.

Cierre la puerta

Es simple, pero puede ser muy efectivo.

Una mujer  que es dueña de una revista comunitaria pone un letrero en su puerta cuando quiere estar sola.

El letrero dice

“Estoy editando o escribiendo. Si la policía está aquí, la oficina está en llamas, o George Clooney llama o pasa por aquí, puedes interrumpirme.Si no, por favor, retenga todas las preguntas hasta que mi puerta se abra”.

Dijo que decidió poner el cartel después de darse cuenta de que su presencia en la oficina era un estímulo para hacer preguntas.

“Siempre que estaba en la oficina, parecía que había una pregunta tras otra. Constantemente me interrumpían, y era difícil hacer mi trabajo. Entonces me di cuenta de que los días que trabajaba en una historia fuera de la oficina, casi nunca sonaba mi teléfono, aunque estuviera fuera todo el día. Aparentemente, las preguntas que surgieron de alguna manera se resolvieron sin mí. Me hizo darme cuenta de que sólo por estar en la oficina, era un imán para las preguntas. Así que puse el cartel, y funciona de maravilla.”

Usa tu hora del almuerzo

No pases la hora del almuerzo trabajando en tu escritorio.

No lo desperdicies en hacer recados.

Y si sales regularmente a almorzar, no pienses que siempre tiene que ser con otros.

Una vez a la semana, o incluso un par de veces al mes, prométete almorzar contigo mismo.

Camina. Siéntate al sol afuera. Ve a un parque y come. Disfruta del tiempo que tienes a solas.

Programar la soledad.

Literalmente. Marqua el tiempo en tu agenda o calendario para pasar tiempo a solas contigo mismo.

Si puedes hacer tiempo para todos los pequeños extras que se ajustan a tu día, como detenerse en Starbucks o recoger algo en el centro comercial, puedes programar tiempo en tu calendario para la soledad.

No tiene que ser mucho tiempo. Cualquier momento que puedas pasar a solas contigo mismo para reiniciar, meditar, enfocar, relajar, crear, producir y/o pensar profundamente es mejor que no tener tiempo.

En Resumen...
La soledad, cuando es buscada y no impuesta, es un gran aliado en el día a día. Buscarla, fomentarla y disfrutarla nos puede ayudar a conectar con nosotros, a conocernos mejor y valorar nuestra relación con los demás.
Los Beneficios de la soledad
4.2 (84.79%) 71 vote[s]

Deja una respuesta